Calle Herrería Nº 1.
Teléfono y Fax 976892717.
Correo electrónico: sediles@dpz.es
Bienvenidos a Sediles
Sencilla iglesia barroca de principios del siglo XVII, tiene planta rectangular con una sola nave de cuatro tramos, capillas laterales entre los contrafuertes y cabecera poligonal de lunetos entre arcos fajones excepto el presbiterio que lo hace con bóveda de cañón. La nave se comunica con las capillas mediante simples arcos de medio punto y sus arcos fajones descansan en pilastras sin capitel adosadas a los muros de la nave; un entablamento recorre perimetralmente el interiora la altura del arranque de las bóvedas; posee ventanas de iluminación en los tímpanos de los lunetos. El tramo de los pies, de menor longitud que los otros tres, contiene el coro alto y en el lado de la epístola la torre.

Está construida de tapial y por el exterior destaca su potente volumen sobre el caserío, sobresaliendo notablemente la nave y los contrafuertes sobre las capillas laterales. La torre es muy sencilla, tiene planta cuadrada de grandes dimensiones y su altura sobrepasa poco la de la nave, lo que la hace pesada y poco esbelta. El cuerpo superior fue, al parecer, reconstruido hace pocos años, dado su deficiente estado; tiene un hueco para campanas en las caras sur y oeste y remata con una pirámide de base cuadrada.

Retablo

Cuando AlfonsoI conquistó Calatayud, el 24 de Junio de 1120 , festividad de San Juan Bautista, quiso honrar al santo y fundó la 1ª iglesia cristiana .

Una pequeña iglesia románica que con el tiempo dejó en un estado ruinoso y hubo que derruirla, más adelante se construyó otra nueva de estilo renacentista y portada plateresca en el siglo XVI.

Tampoco esta construcción fue muy eficiente, su nueva situación de ruina, hizo que solicitasen de Carlos III la cesión a dicha parroquia de la iglesia abandonada por los jesuitas.

Carlos III escuchó las súplicas bilbilitanas y les cedió la iglesia por mediación de una cédula otorgada el 21 de Agosto de 1769 , en agradecimiento al rey, desde aquel día la parroquia se ha llamado San Juan el Real.

Se llevó a cabo el traslado de imágenes y altares. El retablo mayor de San Juan de Vallupié no cabía en las dimensiones de la nueva iglesia, por eso se vendió al pueblo de Sediles (donde se encuentra hoy en día) por 400 libras, que pagaron puntualmente en los 4 años estipulados y les entregaron también dos relicarios de escaso valor.

Del retablo vendido tan sólo se quitó la imagen de San Juan Bautista , para que presidiese el altar mayor de la nueva iglesia. El retablo que emigró de Calatayud a Sediles por falta de espacio es uno de los más importantes de la región, superior incluso al de la Colegiata de Stª María la Mayor de Calatayud .

El retablo se atribuye a Juan de Moreto y a Damián Forment (Pilar de Zaragoza), pues ambos artistas suscribieron el 19 de Junio de 1532 una concordia para ejecutar a medias dicho retablo, además de la portada de la misma iglesia y el retablo mayor de la iglesia de Hijar (Teruel).

Es inusual que el banco del retablo mayor tenga como argumento iconográfico conductor imágenes individualizadas sedentes de profetas, evangelistas o santos en general. Su presencia se encuentra algo más normalizada en los retablos aragoneses de capillas particulares, el propio Moreto ya había utilizado esta tipología anteriormente en el retablo de San Miguel (Catedral de Jaca, 1521 - 1523) y lo mismo había hecho Forment en el retablo de Stª Ana (Catedral de Huesca, 1522).

Así mismo en el retablo de la Visitación de la Catedral de Tarazona (1538-1540) hallamos la interpretación iconográfica aragonesa más próxima a los profetas del retablo de Sediles .

De cualquier manera estos últimos, forman parte justificada de un discurso iconográfico que se sirvió de algunos elementos peculiares en el contexto de los retablos mayores al tratarse de un programa de salvación , dirigido a la población morisca. El papel de precursores del mesías e los 4 profetas se refuerza con el elemento icónico de las filacterias en las que se grabaron inscripciones alusivas a sus respectivas misiones bíblicas.

Carmen Jacobo López


Cristo de la sed

IMAGEN DE CRISTO CRUCIFICADO QUE TIENE, EN SEDILES, POR MILAGROSO Y AL QUE SE LE REZA LA SIGUIENTE ORACION ACOMPAÑADA DE UN PADRE NUESTRO.
Señor Jesus, estas realmente en el Sagrario de nuestra Iglesia...
Ahora, desde donde me encuentro, me voy allí contigo y me uno a ti y así nos hacemos compañía.
Creo en Ti, Jesucristo...
Confío en Ti.
Ven a mi corazón y a mi vida.
Bendice a Sediles...
Cuida la fe de este pueblo.
Gracias, Jesucristo, por este minuto.
(Padre Nuestro)
Hecho con TreeWeb